Ubicación Estratégica

APERTURA Y PROMOCIÓN PARA LA INVERSIÓN EXTRANJERA

¿POR QUÉ?

INCENTIVOS PARA LA EXPORTACIÓN

Se han desarrollado en Uruguay una serie de incentivos destinados al fomento de las exportaciones.

A tales efectos, las empresas manufactureras pueden introducir libres de aranceles las materias primas, insumos, partes, piezas, y productos intermedios que utilicen para fabricar productos que luego se exporten. Por ello, en nuestro país se pueden encontrar los siguientes beneficios vinculados a la exportación:



Admisión Temporaria,
Toma de Stock y Drawback

La importación de insumos para la industria de exportación (tanto de bienes como de servicios) está sujeta a un régimen llamado Admisión Temporaria que permite la importación sin pago de aranceles de materias primas, insumos, partes, piezas, equipos o materiales (incluso aquellos necesarios para el soporte de software o información relativa a las tecnologías de la información) que sean utilizados para fabricar productos que luego se exporten,


VER MÁS

ya sea en el estado que fueron importados o después de haber sido objeto de una transformación, elaboración, reparación o agregación de valor determinados, con efectiva ocupación de mano de obra. También están comprendidos en este régimen las máquinas y equipos importados en forma temporal para su reparación, mantenimiento o actualización y los productos que se consuman en el proceso productivo sin incorporarse al producto terminado que se exporte, así como los envases y material para empaque.

Para operar bajo este régimen debe solicitarse autorización previa al Laboratorio Tecnológico del Uruguay (LATU) y los productos finales deben ser exportados dentro de un plazo de 18 meses, a partir de la fecha de autorización.

El régimen de Toma de Stock, por su parte, permite cursar libremente, de acuerdo con el régimen general de importación vigente, los bienes importados con destino a reposición de otros que hayan sido importados en forma definitiva y utilizados como insumo para transformación, elaboración, reparación o agregación de valor determinados en el país, con efectiva ocupación de mano de obra de productos exportados, siempre y cuando dichos bienes posean las mismas características técnicas, nivel de calidad y posición arancelaria que los utilizados en primera instancia para elaborar el producto exportado.

Para operar bajo este régimen deberá presentarse ante el LATU, antes de la exportación, los elementos que permitan verificar el cumplimiento de estas condiciones y los bienes para reposición de stock deben ser importados dentro de un plazo de 18 meses a partir de la fecha de autorización en una única operación y por hasta la misma cantidad.

A su vez, existe un régimen de devolución de tributos llamado Drawback, en virtud del cual el exportador puede reclamar la restitución de tributos y gravámenes abonados por la importación en régimen general, luego de la exportación del producto final, de todas aquellas mercaderías que puedan importarse bajo el régimen de Admisión Temporaria. Estas importaciones no podrán tener una antigüedad que supere los 5 años desde su desaduanamiento y serán verificadas por el LATU previo a que se autorice la solicitud para operar bajo este régimen devolutivo.

Los regímenes de Admisión Temporaria, Toma de Stock y Drawback están reglamentados por el Decreto 505/009 del 3 de noviembre de 2009 que reglamenta la Ley 18.184 del 27 de octubre de 2007, siendo el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), con intervención técnico administrativa del LATU, el organismo de contralor en todos los casos. Por otro lado, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) también cuenta con un régimen de Admisión Temporaria para el ingreso de maquinaria por un tiempo determinado y para una obra en particular, así como para el ingreso de bienes incluidos en un proyecto de inversión que se encuentra en evaluación por parte de la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (COMAP). En el primer caso, la duración de la autorización en admisión temporaria tiene relación con el tiempo acreditado durante el cual se van a realizar las obras o prestar el servicio y en el último caso, la duración va a estar sujeta al trámite de aprobación del proyecto de inversión presentado ante la COMAP.

En el caso particular del ingreso de maquinaria agrícola bajo el régimen de admisión temporaria, el organismo competente para otorgar las autorizaciones es la Dirección Nacional de Aduanas, según los requisitos establecidos en el Decreto 232/991 del 2 de mayo de 1991.

Según lo dispuesto en la Resolución Ministerial del 18 de diciembre de 1985, los bienes introducidos bajo el régimen de admisión temporaria del MEF deberán ser importados dentro de un plazo de 4 meses a partir de la fecha de autorización. 



Financiamiento de
exportaciones

Este régimen, regulado por los artículos 19 al 34 del Libro III de la Recopilación de Normas de Operaciones del Banco Central del Uruguay (BCU), contempla la posibilidad de prefinanciar (adquisición o producción de mercaderías destinadas a la exportación tradicional y no tradicional) o post-financiar (colocación de mercaderías en el exterior hasta el momento de su cobro) exportaciones de bienes por un monto superior a USD 10.000.


VER MÁS

abroad until paid.

Las exportaciones elegibles son todas las mercaderías con la excepción de: lanas sucias, ganado ovino y bovino en pie -con excepción del de pedigrí y puro por cruza-, cueros ovinos y bovinos secos y salados, cueros y descarnes pickelados y wet-blue, así como pescado entero, arroz cáscara, girasol, cebada cruda, avena, alpiste, sebo bovino, madera en bruto, oro en bruto, trigo y soja.

Los exportadores directos e indirectos pueden acceder al mismo a través de una institución financiera de plaza, constituyendo un depósito en dólares estadounidenses de 10% o 30% del total de la exportación a financiar, por un plazo de 180, 270 o 360 días. La presentación de la documentación de Aduana que acredita el cumplimiento de la exportación (DUA entre otros), habilita a los exportadores a percibir los intereses estipulados en función de la opción seleccionada, sobre el total del monto exportado.



Devolución de
Impuestos

Existe un régimen de devolución de tributos indirectos reglamentado por la Ley 16.492 de 1994 -y sus posteriores reglamentaciones-, en virtud del cual el exportador puede recuperar los tributos internos que integran el costo del producto exportado, determinándose el monto correspondiente a devolver como un porcentaje de su valor FOB fijado por el Poder Ejecutivo a través de Decretos.


VER MÁS

Con el Certificado de Devolución de impuestos emitido por la Dirección General Impositiva (DGI) el titular puede pagar impuestos nacionales y aportes al Banco de Previsión Social (BPS), además de poder endosarlo a Instituciones Financieras y Bancos.